JaiBus 2017

Desde el Área de Juventud del Ayuntamiento de Burlada y en colaboración con jóvenes del pueblo este verano se ha organizado el JaiBus-Voy y Vengo con dos destinos: Elizondo y Aoiz-Agoitz.

Venta de tickets: de lunes a viernes (11:30-13:30/18:00- 21:00) en el Gazteleku. 6€.

Los/as jóvenes de Burlada tendrán preferencia hasta el jueves para comprar los tickets, presentando un documento identificativo.

A partir del viernes cualquier joven podrá coger ticket.

Los/as chicos/as que tengan 17 años pero cumplan 18 años en el año en curso, tendrán que traer una autorización del padre, madre o tutor/a, que se recibirá en casa de los/as empadronados/as de esa edad.

Se podrán recoger un máximo de 2 tickets por persona, presentando el DNI y dando el nombre y apellidos y DNI de la otra persona.

Los tickets comprados se podrán devolver hasta el jueves a las 20:30 horas.

 

ELIZONDO

Lunes 24 de julio.

Salida: 22:00. Desde Bar Unzu.

Vuelta: 8:00. Desde Aoiz-Agoitz.

Tickets: A partir del 17 de julio.

 

AOIZ-AGOITZ

Sábado 12 de agosto.

Salida: 22:00. Desde Bar Unzu.

Vuelta: 8:00. Desde Aoiz-Agoitz.

Tickets: A partir del 7 de agosto.

 

Cartel Destinos

Beber “lo normal” puede ser demasiado

El consumo de alcohol es problema de salud pública. Es una sustancia psicoactiva, una droga, con gran arraigo social, forma parte de nuestra vida social y cultural y en general se observa una excesiva permisividad en el consumo incluso abusivo de bebidas alcohólicas. Pero al mismo tiempo se rechaza todo lo que suena a alcoholismo así como las conductas que se asocian con su consumo (agresiones, conducción temeraria, etc.) Es la sustancia psicoactiva que más se consume y que más daños genera a nivel social y personal.

El uso y abuso de drogas, y por ende del alcohol, dependen en parte de la percepción individual de los riesgos y beneficios asociados a su consumo, y ésta a su vez está muy relacionada con la percepción social de los mismos.

En una sociedad donde el consumo del alcohol está tan normalizado, la percepción del riesgo se reduce significativamente frente al resto de sustancias, provocando que aumente tanto el número de personas que consumen como la cantidad consumida. Se bebe para socializar, celebrar, por placer sin pensar que un consumo excesivo o intensivo puede provocar situaciones no deseadas (accidentes, agresiones, lesiones,…)

Una imagen social tolerante y una publicidad engañosa han contribuido a minimizar sus efectos negativos y normalizar su consumo. La actitud permisiva de la población adulta hacia el consumo se ha ido configurando sobre la costumbre, el rito o la cotidianidad de las relaciones sociales, asumiéndola con normalidad.

Imagen de la campaña

Imagen de la campaña