portada

Y, ¿las prácticas?

Posted on

Cada vez que alguien me pregunta, a que me dedico y contesto que soy sexóloga, una gran sonrisa se dibuja en su cara. Es una sonrisa fácil de explicar, porque la he visto muchas veces, y es esa que automáticamente se dibuja cuando su cerebro procesa la palabra sexo. ¿Qué has estudiado? Sexología ¿Qué eres? Sexóloga… a veces me pregunto si esas personas si quiera oyen los sufijos –logía (dícese de la ciencia de), -logo/a (especialista en). Eso sí, todas ellas y automáticamente también, tras la sonrisa procesan otra pregunta de vuelta: y ¿qué tal las prácticas?

Hoy precisamente quiero hablaros de las prácticas. Pero para ello es imprescindible aclarar un par de cosas antes de seguir. Antes hemos dicho que el sufijo –logía significaba “ciencia de” y –logo “especialista en”. El problema es que culturalmente hay un choque entre de que es la ciencia y en que somos expertos los y las sexólogas realmente, y que se divulga sobre ello. Si preguntásemos en la calle, la gente diría que del sexo, es decir de todo aquello que se hace con los genitales, pero la verdad que nosotrxs no hablamos en singular, sino que utilizamos el plural. De ese modo, no hablamos de sexo sino de sexoS. Por lo tanto, la sexología es la ciencia que estudia los sexos, y lxs sexólogxs somxs lxs expertos en los sexos. Es decir, en los hombres y las mujeres, en sus formas de vivirse, sentirse, expresarse, quererse, gozarse y relacionarse con los y las demás, y no solo en aquello que hacen con sus genitales.
Sé que esto puede sonar raro al principio, ya que tenemos muy interiorizado que el sexo es aquello que se hace (encuentros y relaciones) o se tiene (genitales), y no aquello que se es (hombres y mujeres). Pero gracias a la práctica que los y las sexólogas hacemos, esto va cambiando poco a poco y la sexología va teniendo su huequito en esta sociedad. Educación, asesoramiento, terapia… hay muchas formas de intervenir como profesional de la sexología, hay muchas formas de hacer esas prácticas.

A día de hoy, y desde la ASEXORIA, asesoría sexológica juvenil del Gazteleku de Burlada, las prácticas que yo hago son de asesoramiento juvenil, es decir, intento informar, orientar o aconsejar, a los y las jóvenes que se acerca hasta esta. Vienen con diferentes dudas, inquietudes y preguntas o simplemente vienen por curiosidad y atraídos/as por lo mismo que todos/as esas a las que se les generaba una sonrisa. Algunos/as incluso pensando que no deberían de estar ahí, puesto que ya lo saben todo en relación al sexo, sólo por acompañar al amigo o amiga. Pero es entonces cuando gracias a las prácticas que realizo cómo sexóloga descubren la importancia de pluralizar la palabra sexo en sexos. Entonces hablamos de las distintas formas de ser hombres y mujeres, de las distintas formas de expresarse como tales, de los distintos deseos que nacen siendo hombres y mujeres hacia otros hombres y mujeres, de las distintas formas de relacionarse entre ellos y ellas y de los distintos encuentros y desencuentros que se pueden tener. Es entonces cuando surgen nuevas preguntas, dudas e inquietudes y vuelven. Entonces, realizamos más prácticas.

Erika Salvatierra Urtasun. Sexóloga en Asexoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>